Autor: Sandra López Fernández

No todo lo que se escribe es literatura, ni todo lo que se tararea es música…

La música nos ha acompañado esta semana…¿Y quién soy yo para cambiar el tercio? Bueno podría hacerlo, pero como lo prometido es deuda, ¿quién no se avergüenza de haber bailado al compás del temazo del verano y todavía hoy ser capaz de repetir el estribillo?

Todos tenemos en la retina todavía la tan desagradable imagen que dimos en la edición de Eurovisión con el ridículo “Chiquilicuatre” allá por 2008. Si, casi 10 años después todavía sigue vivo su recuerdo… España y su condición implacable de destacar en cosas “especiales”… A este buen hombre bien le sirvió el temazo para ganarse el pan durante aquel verano y llenar las televisiones de versiones con la actualidad política o del corazón.

Podría contaros un millón de ejemplos e intentonas de famoseo envuelto en música… pero creo que resumiré, y al final las conclusiones las sacáis vosotros mismos…

Quién no recuerda al trío de ases Tamara, Leonardo Dantés y Paco Porras; si todos tarareamos en algún momento el puñetero baile del pañuelo.

En este ranking de la historia más cutre de nuestra música no podemos olvidar el cameo que se pegó Jesulín de Ubrique. Veinte años después es una de sus hijas la que sigue sacando pringue al idilio de su madre, esto si que es salir por la puerta grande¡¡¡ “Toa, Toa, Toa”

¡¡¡Eh¡¡¡ Y qué me dices del grupito de Malena Gracia, Sonia Monroe, y todo ese séquito de rubias oxigenadas e inyectadísimas de botox y de lo que venga¡¡ Esas sí dieron el petardazo durante algunos veranos de 2000. Versión remix, versión lenta, versión sexy… en fin; aquellas noches bailando el “Boom boom” espero que no vuelvan¡¡ Barbara Rey también intentó subirse a este carro, pero los idilios “reales” siempre frenaron sus pasos, bueno eso, y que peinaba 10 años más que las chicas de las prótesis…

¿Quién no se acuerda de las Kepchup? ¡¡¡Ahh…!!! Qué de estas cosas nadie se olvida… Esto es como lo del voto del PP; nadie les ha votado pero ganaron las elecciones… el video de estas especímenes consiguió más de 58 millones de reproducciones.

¡¡Ahora sí!! “Papá levante”, ¿¿qué esta tampoco la habéis bailando?? Menos mal que yo siempre he sido más de barra, y no recuerdo moverme al ritmo de “Me pongo colorada”… pero vergüenza ajena un rato¡¡

“Soy una rumbera, rumbera salvaje, bailo a mi manera como los primates” ¿¿tampoco haces memoria?? Una niña que medía no más de 1.50 cm rascándose los sobacos. Creció (aunque no mucho) y se coronó diciendo que un tal Rafa Méndez, coreógrafo de Britney Spears había hecho un trabajo que quedaría para la historia… sí hija, esa parte de la historia que hay que olvidar.

Podríamos seguir, pero la verdad es que todo lo que la “historia de nuestra música” nos ha dejado podríamos llenar páginas de miserias.

El tiempo también amarga lo dulce, ¿¿quién nos dice que en diez años no nos sorprenderá que cuatro chicos con mayas y con voz de niña enfadada están consiguiendo llenar estadios y pasearse por el mundo llorando por que nunca los quieren??
¡¡Ahí lo dejo!!

“La historia a veces olvida contarnos la parte femenina de la ciencia”

“Detrás de un gran hombre siempre encontrarás una gran mujer”. ¿Detrás? Groucho Marx no se refería a esto exactamente cuando la apostilló. La historia, y los intereses sexistas, ha obviado la segunda parte de la frase que, sin duda, es la más importante: “Detrás de un gran hombre hay una gran mujer. Detrás de ella está su esposa”. Pero claro, esto no deja en muy buen lugar al sexo masculino en cuanto a fidelidad se refiere.

Queremos mostrarte algunos ejemplos clarificadores que cuentan la historia de mujeres obligadas en su momento a quedarse detrás de “sus grandes hombres”.

Curie ganó dos premios Nobel, en Física y Química. Galardonada en su último reconocimiento a la investigación, rechazaron su ingreso a la prestigiosa Academia Francesa de las Ciencias por no guardar el “luto” a su difunto esposo que “descansaba en paz” hacía ya más de cinco años. Su idilio con uno de sus alumnos le supuso pasar a la oscuridad de la investigación.

Otro caso flagrante: el de Esther Lederberg. La genética no se entendería igual sin ella, pero fue su marido Joshua quien ganó el Nobel en 1958.

¿Otro? ¡¡Por supuesto!! El de la famosa bomba nuclear. Lise Meitner descubrió que el núcleo de átomo se divide en dos. Su guerra perdida, trabajar junto a Otto Hahn. Este publicó sus hallazgos sin incluir el nombre de Meitner como coautora y acabó ganando el premio Nobel de Química en 1944 por sus contribuciones a la división del átomo.

Pero hay más. En los libros de texto sí encontramos los nombres de Watson y Crick cuando estudiamos la hélice del ADN. Sin embargo, a pocos les resultará familiar Rosalind Franklin; gracias mujer, hoy sabemos que fuiste tú.

Otra más a la lista de damnificaciones de la historia machista: la mujer de Einstein. se vio obligada a dejar el laboratorio que dirigía junto a su marido para cuidar de uno de sus hijos con problemas psíquicos; aunque era ella quien resolvía todos los problemas matemáticos de la relatividad. Pero del “Falso Techo de Cristal”, si queréis hablamos en otro momento.

einstein

Hoy nos unimos a la lucha contra el Efecto Matilda “Cuando hay dos personas que descubren lo mismo, siempre se le da el reconocimiento a la persona más conocida. Es lo que se conoce como efecto Mateo”. Feminicemos el concepto ante el olvido del papel de la mujer en la ciencia y la investigación. Las cifras hablan, y nos dicen que hasta el momento sólo 18 mujeres han sido galardonadas en ámbitos científicos frente a un total de 572 hombres, en lo que al Nobel se refiere.

 

Nos hemos envuelto en letras estos últimos días y no se puede eludir la lucha e indignación que tuvieron que soportar muchas escritoras al verse obligadas a recurrir a seudónimos. Hoy no podemos saber quién estaba detrás de muchas obras de arte que seguirán firmadas con nombres masculinos. Cecillia Böhl de Faber, seguro que ni os suena, sin embargo si, Fernán Caballero, escribieron las mismas líneas.

Caterina Albert escogió a uno de sus personajes para bautizarse, Víctor Catalá. No soportó la controversia que causaron algunas de sus obras firmadas como mujer. Y así podríamos enumerar eternos ejemplos, ¿qué volumen puede llegar a tener todo lo que ya no sabremos?

Y extiende ahora esto a todas la disciplinas y aspectos de tu vida; guerrilleras expertas en estrategia como “segundonas” al lado de capitanes en las más arduas batallas, ingenieras creando sistemas que nos permitieron la mecanización y posterior tecnificación del trabajo, directoras de grandes proyectos que cambiaron la intervención social bajo el mandato de hombres que sudaban al instaurar solamente su lúbrica… piensa, si también ocurrió en esos contextos.

 

Juntos, trabajan hombres y mujeres, no detrás ni delante.

Inventos que no sirven para nada, acontecimientos que en realidad ocurren por puro azar, comportamientos humanos que forman parte del instinto de supervivencia o investigaciones sobre lo más absurdo o menos funcional que nos envuelve; es el resumen de lo que nos traen un año más los Premios Ig Nobel.

A mediados de Septiembre tuvo lugar la ceremonia en el Teatro Sanders de Harvard, The 27th First Annual Ig Nobel Prize Ceremony, muy recomendable para un domingo por la tarde.

 

LOS CONTROVERTIDOS PREMIOS IG NOBEL

“De cómo lo absurdo puede convertirse en el galardón más importante de tu vida”

Desde 1991 han conseguido llamar nuestra atención premiando “nobelmente” todo aquello que, a priori, puede parecer de lo más estúpido; bancos de espermatozoides elitistas, la medición del tiempo que tardan los mamíferos en vaciar sus vejigas, o la conclusión de que a “la gente que cree que le huelen mal los pies, ciertamente le huelen mal; a los que creen que no, no”.

Por supuesto 2017 no tuvo desperdicio.

Estos premios IG Nobel también están organizados por categorías. Abrió la ceremonia el Premio Ig Nobel de Física. Marc-Antoine Fardin se atrevió a responder la pregunta “¿Puede un gato ser sólido y líquido al mismo tiempo?” Estuvo dedicando su tiempo a introducir gatos en urnas de cristal para comprobar su capacidad de adaptación a la diferentes formas de estos recipientes.­­

Sin pararnos a evaluar el recién otorgado Premio Nobel de la Paz (el que se supone serio y condescendiente), en este caso el Ig felicitó a los músicos que han demostrado las ventajas de tocar el “Didgeridoo”; agradecidos todos al saber sus beneficios en el sistema respiratorio y evitar los tan molestos ronquidos. El “Didgeridoo” es un instrumento de viento utilizado por los aborígenes de Australia. En resumen, un tubo de madera, el cual se hace sonar al hacer vibrar los labios en el interior. Regaladlo a vuestros vecinos por navidad.

¿Alguien se pregunto alguna vez cómo afecta a las personas tener contacto con un cocodrilo vivo antes de apostar? Pues bien, Matthew Rockloff y Nancy Greer lo han hecho y por ello han sido galardonados con el Premio Ig Nobel de Economía.

Es sabido por todos que nuestros mayores se caracterizan por tener las orejas grandes, James Hearthcote ha explicado el por qué y el de Anatomía ha sido para él.

Personalmente me quedo con este. Un grupo de Biologos ha sido capaces de descubrir una clase de insecto donde la hembra tiene pene y el macho vagina.

“No se beber andando..” ¿Quién no ha escuchado esto alguna vez?. El fallo a favor de Jiwon Han en la categoría de Fluidodinámica ha sido otorgado por descubrir las ventajas (y desventajas) de caminar hacia atrás para no derramar el café de una taza.

muciñelago premios ig nobelDiphylla es un murciélago brasileño que, tras la merma de gallinas en los hogares al margen de la deforestación, ha comenzado a alimentarse de sangre humana. Un grupo de investigadores ha sido el benefactor del Ig Nobel de Nutrición por éste, no tan grato, descubrimiento.

¿Damnificados por la lactosa? ¿Huyendo del olor nauseabundo del queso? He aquí vuestros insignes. El nobel de tan especial consideración fue secundado para un grupo de médicos por usar escáneres cerebrales para determinar cuánto realmente les disgusta el queso a ciertas personas.

Este año también hemos tenido la suerte de aprender que muchos gemelos idénticos no pueden diferenciar su propio rostro del de su hermano, para ellos fue el premio en la categoría de Cognición.

El interesante campo de la Obstetrícia nos dió a conocer durante 2017 que fetos humanos responden más activamente a la música si se emite desde el interior de la vagina de su madre.

De veras, debéis daros una vuelta por los premios; datos que se quedan grabados en el cerebro y que en realidad no sirven para nada. Aprovecharlos para fardar de culturetas entre colegas; para un par de horas puede que te sirva para parecer interesante… o no?

Scroll to top